Spitzer pone en riesgo su carrera

Lunes, 15 Septiembre   

Mientras el gobernador Eliot Spitzer enfrentaba nuevos pedidos de renuncia en medio de un escándalo de prostitución, un funcionario policial dijo el martes que el gobernador cayó bajo sospecha por primera vez debido a las transferencias de pagos de varias cuentas bancarias a una cuenta operada por una banda de prostitución.

Spitzer fue el blanco inicial de la investigación y fue rastreado mediante interceptaciones telefónicas aprobadas por la justicia, según las cuales parece haber convenido el encuentro con una prostituta en un hotel de Washington a mediados de febrero, dijo el funcionario.

La fuente habló con la AP con la condición del anonimato debido a lo sensible de la investigación.

El escándalo que afecta al hombre que erigió su reputación política luchando contra la corrupción asombró al estado. Los llamamientos a su renuncia comenzaron inmediatamente y se intensificaron el martes con pedidos del New York Daily News, el New York Post y Newsday.

Spitzer se presentó el lunes por la tarde junto a su esposa Silda, que parecía anonadada, y se disculpó ante su familia y el público, pero sin admitir directamente ninguna vinculación con la prostituta.

“He actuado de una manera que viola mis obligaciones a mi familia y mi sentido de distinción entre lo correcto y lo incorrecto”, dijo. “Me disculpo ante el público, al que le prometí algo mejor”.